Algunas cosas del CrossFit que bien pueden aplicarse a la vida

crossfit

El siguiente artículo es una colaboración de una de nuestras socias, Cynthia V., quien empezó CrossFit hace unos meses.

­El CrossFit no es solo un buen entrenamiento para poner el cuerpo en forma y sentirse saludable, es una actividad de la cual se pueden aprender cosas para la vida. Algunos de sus principios básicos son fácilmente trasladables a situaciones cotidianas y podés ponerlos en práctica. Aquí he hecho una lista de las más importantes:

  • Confianza: todos los días entran personas nuevas a las clase con cara de miedo y sin embargo veo que con el correr de la hora esa cara cambia y tras varios días de entrenamiento se las ve relajadas y disfrutando. Enfrentarse a cosas nuevas siempre produce temores y la incertidumbre de si podremos hacer aquello que nos proponemos o no. Esto demuestra que se puede y que no hay cosas imposibles por muy difíciles que parezcan al principio.
  • Resistencia: en CrossFit se pone en juego la resistencia (cardiovascular y muscular) a la hora de llevar a cabo cierto tipo de ejercicios como por ejemplo un AMRAP (as many reps as possible). A veces estamos muy tentados de dejar un proyecto o el estudio para un examen cuando la cosa se pone difícil. Pero el CrossFit nos enseña que el esfuerzo vale la pena cuando nos encontramos con la satisfacción de haber llegado a la meta.
  • Fuerza: la fuerza es muscular pero también es mental. Tener fuerza es importante porque las personas más débiles son vulnerables y se vuelven un blanco fácil de frustraciones ajenas, jefes resentidos, y gente tóxica en general.
  • No prejuzgar: es tentador sacar una definición de una persona sin siquiera conocerla, por cómo viste, por cómo luce o de dónde viene. Sin embargo, en las clases de CrossFit me encontré con un montón de personas que no creía que pudieran levantar una bolsa del supermercado o se bancaran una clase completa, ya sea porque las veía muy delgadas, o porque no parecían lo suficientemente “atletas” en su forma de vestir o caminar. Claro, en la mayoría de los casos enseguida me tuve que meter mis prejuicios en el bolsillo.
  • Aprendizaje constante: no pasa una clase de CrossFit sin que aprendas algo nuevo – un movimiento, una destreza, o una nueva forma de hacer algo. Lo mismo debería pasar en la vida. Si te estancás, te aburrís, las personas más exitosas son las que son curiosas, quieren saber de todo y están en constante aprendizaje tomando cursos, leyendo libros, mirando documentales, etcétera.
  • Superación: los que empezamos CrossFit hace algún tiempo sabemos que pensábamos que nunca conseguiríamos hacer alguno de los ejercicios propuestos. O al menos no por más de 2 o 3 repeticiones. Hoy no sólo lo logramos, sino que doblamos la apuesta y vamos por más.
  • Equilibrio y Coordinación: el equilibrio es lo que permite controlar la gravedad del cuerpo y junto con la coordinación hace que logremos cosas como hacer una sentadilla mientras levantamos un disco de 5 kilos. El equilibrio en tanto coordinación de dos fuerzas que tiran para distintos lados es fundamental en la vida para aplicarlo a nuestros estados emocionales, relaciones e incluso para conciliar familia, trabajo, y por qué no ejercicio físico.

Podés probar una clase gratis de CrossFit cuando quieras en CrossFit Clinch: Avenida Scalabrini Ortiz 1147, Palermo, Buenos Aires. De 8 a.m a 2 p.m y de 3 p.m a 10 p.m en Sparring Center. ¡Vas a entrenar y te vas a divertir!

CrossFit Clinch, un gran lugar entrenar CrossFit en Palermo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *